El Rey sin dientes

Una sabia y conocida anécdota árabe dice que en una ocasión, un Sultán soñó que había perdido todos los dientes. Después de despertar, mandó a llamar a un adivino para que interpretase su sueño.

“¡Qué desgracia, mi Señor!” exclamó el adivino, “cada diente caído representa la pérdida de un pariente de vuestra Majestad”.
“¡Qué insolencia!” gritó el Sultán enfurecido, “¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí!” Llamó a su guardia y ordenó que le dieran cien latigazos.
Más tarde ordenó que le trajesen a otro adivino y le contó lo que había soñado. Éste, después de escuchar al Sultán con atención, le dijo: “¡Excelso Señor! Gran felicidad os ha sido reservada… ¡El sueño significa que sobreviviréis a todos vuestros parientes!”
Iluminóse el semblante del Sultán con una gran sonrisa y ordenó le dieran cien monedas de oro.Cuando éste salía del palacio, uno de los cortesanos le dijo admirado: “No es posible! La interpretación que habéis hecho de los sueños es la misma que la del primer adivino. No entiendo porque al primero le pagó con cien latigazos y a ti con cien monedas de oro.
“Recuerda bien, amigo mío”, respondió el segundo adivino, “que todo depende de la forma en el decir… uno de los grandes desafíos de la humanidad es aprender el arte de comunicarse”.
De la comunicación depende, muchas veces, la felicidad o la desgracia, la paz o la guerra. Que la verdad debe ser dicha en cualquier situación, de esto no cabe duda, más la forma conque debe ser comunicada es lo que provoca, en algunos casos, grandes problemas.
La verdad puede compararse con una piedra preciosa. Si la lanzamos contra el rostro de alguien, puede herir, pero si la envolvemos en un delicado embalaje y la ofrecemos con ternura, ciertamente será aceptada con agrado.

Que refrene su lengua de hablar el mal y sus labios de proferir engaños. Sal 34:13

La boca del justo imparte sabiduría,y su lengua emite justicia.Sal 37:30

Su propia lengua será su ruina,y quien los vea se burlará de ellos. Sal 54:8

Comienze hoy una vida nueva

¿Qué piensa una persona en los brevísimos instantes que lo separan del pavimento, después de saltar al vacío desde el cuarto piso de un edificio de apartamentos….?
Aunque la caída es veloz e indescriptible, en esos pocos segundos toda la vida pasa por la mente, como una película donde se confunden escenas de dolor y los momentos de satisfacción… Todo el baúl de recuerdos expuesto para quien sabe que todo está a punto de terminar…
Cuando estamos en el umbral de la muerte, dimensionamos el verdadero valor de la vida… ¿Ficción?¿El argumento de una novela? En absoluto. A historia es real. La vivió Carlos Armando Armendáriz, de 23 años, recién egresado de la universidad con el título profesional de Contador Público. Los hechos ocurrieron una madrugada cualquiera, al sur de Cali, Colombia. Regresaba de un baile, aún estaba bajo los efectos del licor. Justo cuando iba a ingresar a su apartamento comprobó que había perdido las llaves…
Preso de la preocupación tomó una decisión absurda: saltar con el propósito de asirse de una ventana. Pretendía romper el vidrio e ingresar…, pero no previó que su intento, además de suicida, no tendría éxito por la pesadez y torpeza de su cuerpo como consecuencia del alicoramiento…¡Y saltó!
“No medí las consecuencias. Sólo recuerdo que caía…y caía…, y diez metros abajo me esperaba el duro suelo. ¡No podía evitar morir!¡Estaba perdido! En ese momento recordé que alguien me había hablado de Jesucristo…Yo me burlaba, creía que no necesitaba a Dios…Sin embargo, en ese instante, en medio de la desesperación, le pedí: “Ayúdame, Señor Jesucristo”. Y Dios respondió”, relató el joven.
Carlos Armando sufrió fracturas graves, principalmente en su pierna izquierda. Lo sometieron a prolongadas intervenciones quirúrgicas, de las cuales, por la intervención milagrosa de Dios, salió airoso. A partir de entonces vive la vida intensamente. Comprendió que, al darle una nueva oportunidad, Dios le ofrecía una página en blanco para que él comenzara a escribir un nuevo capítulo de su vida.
¿Está preparado para morir?
Ezequías fue uno de los mejores reyes de Israel. Durante su gobierno (726-698 a.C.), el país experimentó un despertar religioso sin precedentes, las estrategias militares experimentaron un denodado fortalecimiento y se vivió una relativa solidez económica. Pero cuando creía que todo marchaba viento en popa “…Ezequías se enfermó gravemente y estuvo a punto de morir. El profeta Isaías hijo de Amoz fue a verlo y le dijo:”Así dice el Señor:”Pon tu casa en orden , porque vas a morir. No te recuperarás”(2 Reyes 20:1 Nueva Versión Internacional).
La muerte es inevitable. Si en lugar de ser Ezequías, la notificación de que estaba próximo a perecer le hubiese llegado a usted hoy…¿Cuál habría sido su reacción? ¿Está preparado para morir?
Este monarca israelí, quizá como usted, no había meditado en el hecho de que tarde o temprano debemos morir. “Ezequías volvió el rostro hacia la pared y le rogó al Señor: “Recuerda, Señor que yo me he conducido delante de ti con lealtad y con un corazón íntegro, y que he hecho lo que te agrada”. Y Ezequías lloró amargamente”(versículos 2 y 3).
Una reacción comprensible cuando reconocemos que nos falta algo todavía: rendirnos a Dios. Que hemos vivido mucho, pero sin el Señor en el corazón. Cuando reconocemos que le necesitamos, El responde.
Las puertas a una nueva vida
“No había salido Isaías al patio central, cuando le llegó la Palabra del Señor;”Regresa y dile a Ezequías, gobernante de mi pueblo, que así dice el Señor, Dios de su antepasado David:”He escuchado tu oración y he visto tus lágrimas. Voy a sanarte y en tres días podrás subir al templo del Señor. Voy a darte quince años más de vida…”(2 Reyes 20:4-6).
¿Cómo cree que vivió el rey a partir de ese momento? Vivió intensamente, aprovechando cada segundo…Viviendo para Dios, disfrutando de cada nuevo amanecer, de los arreboles del atardecer, de la sonrisa de alguien, de una frase amable…
¿Cómo ha estado viviendo su vida?¿Tiene metas?¿Es feliz?¿Disfruta cada instante’ Si su vida es una oscura sucesión de fracasos y crisis y ha pensado que no vale la pena seguir viviendo, le invito para que antes de tomar cualquier decisión, tenga una experiencia personal con Jesucristo.
El dijo:”…yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia”, y también: “…yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mi vivirá, aunque muera; y todo el que vive y cree en mi no morirá jamás…”(Juan 10:10 y 11:25). ¡Hoy puede ser el comienzo de una nueva vida!
¿Qué hacer?
Es sencillo, sólo basta pedirle a Jesucristo que entre en su corazón. Hágalo con una oración corta, incluso allí, frente a su computador. Dígale: “Señor Jesucristo, reconozco que hasta ahora he vivido alejado de ti y que he pecado. Te doy gracias porque, con tu muerte en la cruz, perdonaste todos mis pecados y me das una nueva oportunidad. Te acepto como si Señor y suficiente Salvador”. Amen. ¡Puedo asegurarle que su vida no será la misma desde hoy!
¡Lo felicito! Deseo conocer su decisión por Cristo. Quizá tenga alguna pregunta o petición de oración. No dude en escribirme.
Por Miriam C. Lopez, liveworship@live.ca
La Biblia dice que hay un día y hora asignada a nuestra partida. Mientras tanto cada día es una oportunidad nueva . Vivamos intensamente , agradeciendo tanto que se nos ha dado, y tanto que se nos ha quitado para que pudiéramos ser formados mejores. Y puestos en paz con Dios, amemosle cada día, con todo nuestro corazón, nuestas fuerzas, y nuestra mente. Edith

DESTELLO DE LUZ

Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

Juan 10:9

Hace varios años visité las catacumbas que usaron los cristianos durante la persecución para preservar su vida. La historia de las catacumbas es grande y larga. Las catacumbas no las inventaron los cristianos, ni surgieron por causa de las persecuciones. Eran cementerios subterráneos donde los paganos enterraron a sus muertos durante muchos siglos. No solo en Roma existen las catacumbas. También las hay en Chiusi, Bolsena, Ñapóles, Sicilia oriental y en el norte de África. Cuando Roma se hizo cristiana, los cristianos siguieron sepultando a sus muertos en las catacumbas.Es interesante que las catacumbas sean tan grandes y que estén tan escondidas que ni un rayo de sol es capaz de penetrar en su interior. Fuera, el sol resplandecía con toda su fuerza, pero dentro de estas cuevas éramos incapaces de ver las palmas de nuestras propias manos. Sin embargo, al encender un fósforo para prender la antorcha, la lobreguez desapareció. Parecía que cuanto más densa era la oscuridad, más hacía brillar un insignificante fósforo. Casi parecía que no hacía falta el sol.Tan pronto uno acepta a Jesús como su Salvador personal, sus pecados son perdonados para siempre y su destino es alterado drásticamente. Jesús dijo: «Yo soy la puerta» (Juan 10: 9). Al entrar por esa puerta accedemos a una vida totalmente diferente. No más inseguridad, no más temor, no más condenación, no más tinieblas. Una vez fuimos ciegos, destinados a la oscuridad y a la eterna separación de Dios, pero ahora el Sol de justicia nos ha convertido en hijos de luz. Después de que pasamos por esa puerta, Dios desea moldearnos a la «semejanza de su Hijo» (Rom. 8: 29), hasta que nuestro único deseo sea llevar el orgullo al corazón de nuestro Padre celestial.Hay momentos en que el moldearnos a semejanza de Jesús puede ser doloroso. Parecemos a Jesús implica que hay que desechar el odio, la envidia, la hipocresía y los malos pensamientos, que son factores de nuestra vieja naturaleza que desean regir nuestras vidas. A cambio, desarrollaremos, aunque sea mínimamente, algo de su gloria en nuestra vida que nos convertirá en destellos de luz para este mundo.Dios quiere que tú desarrolles la imagen y semejanza de su Hijo en tu vida. Quiere que cuanto más densa sea la oscuridad que te rodea, más brille tu luz. Un Hombre humilde, acompañado de sus doce discípulos, puso de cabeza al mundo con su evangelio. El impacto que tú puedes causar hoy a través de la semejanza con Jesús es incalculable.


Milagros de todos los días

Entonces viendo el denuedo de Pedro y de Juan, y sabiendo que eran hombres sin letra y del vulgo, se maravillaban; y les reconocían que habían estado con Jesús. Hechos 4:13Regresaba a mi país después de terminar mis estudios en el seminario teológico. En el mismo autobús, y sentado en el asiento de al lado, venía un compañero de estudios. El tiempo no alcanzaba para conversar de todo lo que la explosión de la vida estudiantil que acabábamos de terminar nos sugería. Me contó una anécdota que acababa de experimentar en el restaurante donde el autobús se había detenido para que los pasajeros almorzáramos.Cuando se dispuso a pagar, la señorita que atendía la caja le dijo: —Joven, usted va a pasar en el autobús por Nicaragua, ¿verdad? —Sí —replicó mi compañero.Entonces ella le pidió encarecidamente que le entregara a su mamá una cartita que contenía dinero, cuando pasara por ese país. Mi compañero aceptó, pero pronto comenzó a temer que pudiera haber algo ilegal dentro de aquel sobre y que tuviera problemas en la frontera. Así es que se dispuso a abrir el sobre con el dinero que la joven le había entregado. Pero además sacó la carta para comprobar que era cierto que la joven mandaba aquel dinero para su madre. Sus ojos se detuvieron en las primeras líneas de la carta, que decían: «Querida mamá, espero que te encuentres bien. Decidí mandarte esta cartita y el dinero con este joven porque observé su comportamiento en el restaurante. Fue muy paciente cuando la gente se le colaba. Siempre se mostraba muy sonriente con las personas que le servían, y dejó su mesa completamente limpia cuando se levantó. De inmediato supuse que era cristiano y que este sobre no podía estar en mejores manos».Mi compañero había sido analizado y evaluado sin que lo supiera. La joven cajera pensó que solo un cristiano podía comportarse así. Debemos saber que siempre hay alguien que observa nuestro comportamiento. ¿Qué han visto quienes te han observado? ¿Han llegado a la conclusión de que has estado con Jesús? Cuando los dirigentes religiosos observaron a Pedro y a Juan, llegaron a la conclusión inevitable: «Estos han estado con Jesús». ¿Han llegado otros a la misma conclusión después de observar tu conducta? ¿Cómo nos ven los demás?Dar un poco más de lo que tu horario exige, llegar un poco antes e irte un poco más tarde de tu trabajo, son, en realidad, pequeños milagros que haces a diario, y que tienen una sola explicación: ¡Has estado con Jesús!

Que Dios te bendiga.

Guerrero de Cristo

Mi brillante armadura es, mis oraciones a Dios. Mi puntiaguda y filosa espada, la Santa Palabra de mi Señor. Mi casco siempre protegerá mi mente, de malos pensamientos y toda tentación. Mi mente será como una gran esponga, llenándose así misma con los pensamientos de Jesús. No tengo vergüenza alguna, en decirte: Soy un Guerrero de Cristo ¿Qúien eres tu? El infierno ha sido derrotado !Todos alaben al Señor! Jesús ha ganado la victoria Dí: !Te amo Dios!

Poema escrito y traducido del inglés al español por: Angélica Pérez

Dios permitió que te equivocaras

Tu historia personal, desde su COMIENZO al PRESENTE; y del PRESENTE hacia su FINAL, no ha estado ni estara a la deriva, aunque por momentos tu asi lo hayas sentido…
A lo largo de tu caminar por esta vida, Dios ha estado pendiente de todos tus pasos… Es cierto que hubo momentos que diste pasos tan errados, que tuviste que enfrentar consecuencias de tristeza, dolor y frustracion. Pero eso no indica que Dios estaba desentendido de ellos.
Dios sabia perfectamente lo que decidias y la accion que eso conllevaba de tu parte; pero te dejo actuar aun en aquellas decisiones que no eran las correctas. Dios permitio que te equivocaras, para que te dieses cuenta de lo importante que es tomarle en cuenta a El en cada paso que des, por muy pequeño e insignificante que parezca…
Dios ha mostrado en su Palabra, cuales son las PAUTAS claras y precisas que hemos de tomar en cuenta en nuestras decisiones por la vida.
Las decisiones no se toman por lo que TU PIENSAS que asi es; no se toman por los SENTIMIENTOS que dominan tu corazon; ni tampoco por los DESEOS que tienes. Las verdaderas decisiones se toman teniendo como UNICA BASE las pautas doctrinales, eticas y morales que nuestro Señor Jesucristo ha dejado establecidas en forma clara en su Palabra… Si tomas otra BASE, vas por mal camino.
Ahhh!!! Si yo en el pasado hubiese decidido y actuado conforme a esas pautas, cuandos dolores me habria evitado; pero lo importante es que un dia llegue a comprender que para tener el RESPALDO DE DIOS en todo lo que emprendiera, debia de tomar en cuenta NO solamente mis puntos de vista… Sino los de EL.
Asi que no te olvides de tomar en cuenta a Dios en todos tus proyectos para que todo te salga bien; es mas, el en su soberania sabia y perfecta es quien TE HA SACADO de donde estabas, para traerte alli donde justamente estas hoy, pero tambien para CONDUCIRTE EN SU VOLUNTAD hacia donde el lo tiene preparado hasta cuando llegue el momento de tu paso final por este mundo…
Si Dios permitio que te equivocaras, fue para ENSEÑARTE que eres libre; pero esa libertad te trae CONSECUENCIAS de mal o bien; de mal si vives en POSICION CONTRARIA al punto de vista de Dios; pero de bien si vives de acuerdo los lineamientos que el ha dejado establecidos en su Palabra…
Recuerdalo: Pese a tus errores pasados, Dios te ha traido a este punto tal, para que aprendas a caminar de su mano y EN SU VOLUNTAD a traves de los aridos, espinosos y engañosos caminos del mundo…
“Y EN EL DESIERTO HAS VISTO QUE EL SEÑOR TU DIOS, TE HA TRAIDO, COMO TRAE EL HOMBRE A SU HIJO, POR TODO EL CAMINO QUE HABEIS ANDADO, HASTA LLEGAR A ESTE LUGAR” Deuteronomio 1:31

Escuela Discipular

2Pedro 2, 12-22.
Las palabras del pastor aquí son extremadamente duras en contra de todos aquellos que dañan la iglesia, ya sea por las herejías, doctrinas con apariencias de piedad que introducen aprovechando su calidad de maestros de la iglesia como a través, en especial, de la vida disoluta y de libertinaje en la que participan y afectan a almas incautas dentro de las propias congregaciones.

Nos preguntamos ¿sería Pedro un apóstol con falta de amor o es que el daño de estos falsos ministros de Dios sería de tal magnitud que la dura perorata del pastor era la única forma de frenar todos los desenfrenos?
Creo que lo que no tenemos que hacer es confundir el amor con la complacencia, o confundir el amor con la debilidad, o confundir el amor con el relajamiento. Los líderes de las iglesias de nuestro tiempo tenemos mucho que aprender del pastor Pedro ante las mismas instancias destructivas que se ciernen sobre las iglesias a través de, p. de los medios de comunicacin en el mismo living de la hermandad a travs congregaciones, cuando falsos ap o confundir el amorahora, tantos medios.

Ya no basta examinar a aquellos que llegan a las congregaciones, cuando falsos apóstoles y maestros se introducen en el mismo living de la hermandad a través de la masificación de los medios de comunicación, a través de libros, incluso de editoriales cristianas. No basta que tal editorial lo sea.

Los pastores tenemos el deber de saber que leen nuestros hermanos. Nuestra misión es conducir como pastores que “pastos comen nuestra ovejas” y no estar primero interesados en su “lana”. A veces con tanta facilidad aceptamos cualquier visión que se dice que es de Dios sin examinar su veracidad ni sus frutos finales, motivados a lo mejor solamente por los resultados numéricos y no por las reales conversiones.

La búsqueda de la paz

Filipenses 4:4-12
En la cúspide de su popularidad, creatividad y riqueza, los Beatles produjeron un controvertido proyecto llamado «El Álbum Blanco». Éste señaló la desintegración del grupo al aparecer en él piezas que eran fundamentalmente de naturaleza individual en vez de ser el producto de una colaboración conjunta.También reveló un mayor desencanto con todo lo que su fama había producido. En su canción «I’m So Tired» («Estoy tan cansado»), John Lennon expresó el vacío de su vida exitosa y adinerada, con estas profundas palabras: «Te daría todo lo que tengo por un poquito de paz mental». Todo lo que tenía, todo lo que había logrado y todo lo que había llegado a ser no podía satisfacer esta sencilla, aunque profunda, necesidad personal.
El mundo en que vivimos no puede ofrecer paz. Sólo ofrece malas opciones. El placer, el poder y las posesiones no son sustitutos para la paz en el corazón y en la mente.
Pablo les recordó a los creyentes en Filipos: « Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús» (Filipenses 2:14-16). Es una paz que hemos de compartir con un mundo que está desesperado por ella.
La paz -la verdadera paz- sólo se encuentra en una relación con Jesús. ¿Has recibido Su paz?
La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. -Jesús